MENU

Ideas de joyería para el día de tu boda

Como sabemos que es una fecha muy especial y donde tenemos que estar pendientes de mil detalles, desde Joyería Calvo queremos ofrecerte una pequeña ayuda. Buscamos que el vestido nos realce lo mejor posible, y por cada vestido hemos hecho una guía de las joyas que lo pueden acompañar.

Escote palabra de honor y escote corazón

Es un tipo de escote que deja la zona del entre el cuello y el pecho al descubierto, por lo que en estos casos tenemos que evitar collares que sean anchos o que tengan gemas muy grandes. Lo ideal son collares finos con piedras de un tamaño pequeño o mediano, y dependiendo del vestido, también se podrían acompañar de unas perlas.

También es un escote ideal para lucir unos pendientes largos con algún brillante. Es conveniente llevar, pendientes y collar si son finos o más sencillos, u optar por unos pendientes más largos o un collar más atrevido.

 

*bodas.net

 

Escote cuadrado y Reina Ana

Para este tipo de vestido lo ideal es llevar unos pendientes más sencillos o de gota. Para el cuello, lo importante es que nuestra joya quede unos centímetros por encima del escote, y es un escote que puede llevar tanto colgante como gargantilla.

 *bodas.net

 

Escote en V

Para un escote en V, una de las mejores elecciones va a ser un collar lágrima, una gargantilla o un collar con una piedra de tamaño pequeño o medio. Aquí puede ser tanto un collar sencillo como algo más elaborado.

Para los pendientes, si no llevamos collar, la mejor elección pueden ser unos pendientes largos. Si llevamos collar, los pendientes pueden ser de brillantes en pequeño, con alguna gema, o incluso llevar perlas.

 *bodas.net

 

Escote barco o bandeja

La forma de barco va a dejar nuestra zona del cuello hasta el hombro, que puede estar tanto cubierto como no. Con este conjunto lo ideal es llevar una gargantilla con unos pendientes botón a juego, o algún conjunto con alguna gema de color.

 

Cuello halter

Un escote que realza los hombros y se cierra a la altura del cuello.

Con este estilo, lo ideal es no llevar muchas joyas, pero en el caso de llevar algún complemento, unos pendientes largos o de lágrima con algún tono suave, como puede ser el topacio y el diamante.

 *bodas.net